Cebadina, más que simple bebida: una tradición que distingue a León Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Cebadina, más que simple bebida: una tradición que distingue a León

Hace más de 70 años, fue creada para acompañar a los comensales de las fondas del Centro Histórico.

Algunos dicen que es para refrescar, otros más que para el “desempance”, pero en lo que coinciden quienes la prueban es que la Cebadina es la bebida colorada de León con mayor tradición y para los turistas o visitantes, el beber cebadina es algo “imperdible” en la capital zapatera.

El sabor del fermento de frutos como jamaica y tamarindo con un toque de bicarbonato, surgió hace más de 70 años en la ciudad de León, de acuerdo con expertos en cultura e historia de la ciudad.

La fermentación de la bebida puede durar hasta 10 días, a esta solución regularmente almacenada en barril de madera, se le agrega cebada la cual es el resultado del reposo de 2 a 3 días de una cáscara de piña en piloncillo y agua.

La bebida puede durar hasta 10 días, a esta solución regularmente almacenada en barril de madera, se le agrega cebada la cual es el resultado del reposo de 2 a 3 días de una cáscara de piña en piloncillo y agua.

El origen de esta bebida tiene una relación con el sabor del agua de la ciudad, y con la familia Carpio, quienes cuentan que el leonés José María Carpio creó dicha mezcla pues tenía un primo de jalisco, que al venir a León se quejaba del sabor del agua, ya que era muy pesada y le agregaba la cebada, para que supiera mejor.

El hijo de José María comentó para Milenio, que su papá le compró la receta de la cebada a su primo, para así comenzar a crear una bebida de sabor con dicho ingrediente.

“Mi papá le compró la cebada a su primo y comenzó a crear la bebida, por lo que a los dos años de haber estado haciendo pruebas, entonces abrió el primer negocio de cebadina en León”.

Mismo negocio que sigue abierto desde hace 80 años y que hasta la fecha sigue operando en el Portal Guerrero, ubicado en la plaza principal de la ciudad.

Luis Alberto Carpio Mendoza, quien ahora sigue el camino de su padre con un local de cebadina en la calle justo Sierra en la colonia centro de León, que anteriormente los comercios que existían en la plaza principal de la ciudad eran de comida de fonda, lo que hacía que el negocio fuera un lugar ideal para promover el producto.

Aseguró que para su padre no fue fácil iniciar y colocarse como ahora en las listas de popularidad, sino que fueron años de esfuerzo y de buen servicio, lo que ha hecho que hasta la fecha se mantenga el negocio familiar.

En cuanto a la bebida, los sabores tradicionales son jamaica y tamarindo, sin embargo nos comentó que en Irapuato sus familiares pusieron locales de cebadina, en donde ofrecen sabor durazno.

“Mis hermanos se quedaron con el local de portal guerrero y yo establecí mi segundo local con el nombre de Don Chema, en honor a mi padre, en Irapuato hay otros negocios de venta de cebadina, pero utilizan el durazno y ese le da otro color”, comentó Luis Alberto.

José Luis Galeano, Promotor Cultural en León comentó que la cebadina era utilizada como una bebida para mantener un equilibro en el organismo, principalmente cuando las personas comían algo picoso.

"Pues es la tradición de que la gente toma un refresco que tiene bicarbonato, por que la gente acostumbra a comer cosas muy picosas y las personas buscan neutralizar su estómago, con una bebida que tiene carbonato como la cebadina, por que la gente come Guacamayas o tostadas de pata".

Mencionó en entrevista para Telediario, que la bebida es algo que nos define como ciudadanos de forma cultural, incluso si alguien de León se va a otro país, al regresar estarían probando nuevamente la cebadina.

En la actualidad la bebida se ha vuelto muy popular, incluso hay personas que llegan directamente a la ciudad, para probar dicha bebida.

¿Cómo preparar una deliciosa cebadina en tu casa?

Ingredientes:

Cebada

Pulpa de tamarindo

Jarabe de Jamaica

Cubos de hielo

1 Cucharada de bicarbonato

Preparación:

A la cebada adicione pulpa de tamarindo, jarabe de jamaica, agua y cubos de hielo a continuación mezcle una cucharada de bicarbonato de sodio.

Cebada

Deje reposar la cáscara de una piña en piloncillo y agua durante 2 o 3 días a una temperatura ambiente.