Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Detectan 2 mil 300 tomas clandestinas de agua en León

El “huachicoleo” de agua es una práctica que se ha vuelto común en la capital del calzado

El “huachicoleo” de agua es una práctica que se ha vuelto común en la capital del calzado, ya que, de enero del 2012 a mayo del presente año, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) ha detectado 2 mil 375 tomas clandestinas utilizadas para robar el vital líquido.

El director de la paramunicipal, Enrique de Haro Maldonado, explicó que desde el 2017 implementaron un sistema de presión que les permite conocer el promedio de consumo que tienen las colonias en el municipio de León y cuando detectan una variación que supera los parámetros establecidos, acuden a revisar si se trata de una fuga o si es una toma clandestina.

"Ponemos un medidor a la entrada de la colonia y sabemos cuál es el consumo de los habitantes que tenemos ahí, entonces el diferencial que tengamos entre el medidor contra todo el resto de la comunidad que nosotros tengamos ahí, ya vemos si se debe a fugas o a algún tipo de toma clandestina", dijo.

Una vez que se detecta una toma clandestina de agua, personal de SAPAL acude a cancelarla, sin embargo, si se trata de una casa habitación no pueden sancionar a los responsables, ya que únicamente se registra el predio y el cobro por el consumo ilegal solo se puede realizar si los ciudadanos deciden conectarse formalmente a la red municipal.

“Cuando es una casa habitación, pues es una familia y lo que hacemos es que hay una sanción y cuando ellos vienen y se contratan se les carga la sanción, en este momento si tú no tienes un contrato con el SAPAL, pues no tengo manera de sancionarte, pero queda el predio registrado se les carga la sanción”, detalló el funcionario.

Solo se puede proceder penalmente si el “piquete” lo realiza una empresa, aunque en los últimos años solo se tiene un precedente de una inmobiliaria establecida cerca del fraccionamiento Gran Jardín, quien enfrenta un proceso legal.

Las pérdidas que ha tenido SAPAL en este periodo por las tomas clandestinas oscilan entre los 3 millones 500 mil pesos y los 4 millones de pesos, pues las afectaciones que causan estas prácticas es de aproximadamente 500 mil pesos por año, explicó el director de SAPAL.

El número de tomas clandestinas detectadas y canceladas por SAPAL se desglosa de la siguiente manera: 284 en 2012; la cifra disminuyó a 190 en 2013; para el 2014 creció a 335, en 2015 fue de 299; para 2016 se tuvo la cifra más elevada en este periodo con 476; en 2017 se registraron 429, se tuvo una caída en 2018 con 241 y hasta junio del presente se habían contabilizado 101 “piquetes”.

Las colonias con mayor incidencia en esta actividad ilegal son 10, ya que en este periodo han acumulado el 25% de los casos, que son las siguientes: Villas de San Juan; Cumbres de la Gloria, Paseos de las Torres, Brisas del Campestre, Villas de Nuestra Señora de la Luz, Villas de San Nicolás, Joyas de Castilla, Observatorio II, Lomas del Mirador y Parques la Noria.

Por su parte, Jorge Ramírez, presidente del Consejo Directivo de SAPAL, declaró que las tomas clandestinas son un problema frecuente con el que se enfrentan y que también han detectado casos de pozos ilegales que son utilizados para distribuir agua, fuera de la red del municipio.

"Sin duda es un problema que tenemos, porque es evidente que hay un montón de pipas que se comercializan fuera del ámbito de SAPAL y ¿de dónde surgen esas pipas? Es de dos fuentes, una puede ser pozos que tiene concesiones agrícolas y ellos tiene una ventaja competitiva en el mercado no formal del agua y por otro lado hay quienes tienen pozos clandestinos y están extrayendo el agua sin tener un título de concesión y eso ya se convierte en un tema ilegal", comentó.

Ramírez Hernández celebró el convenio que la paramunicipal recientemente firmó con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), ya que permitirá sancionar de forma contundente a los que realicen esta actividad.

“La semana pasada firmamos un convenio con Conagua que nos permite vigilar las tomas clandestinas y los pozos clandestinos de tal suerte que logremos ayudarle a sancionar a aquellos que están haciendo mal uso del agua".