Pasar al contenido principal
+

Próximos 5 días

Pronóstico en video

Necesario que las empresas se sumen a una cultura de eficiencia de producción

Las empresas deben enfocarse a eficientizar el consumo de energía, adquirir tecnologías más amigables y eficientes e incluso cuidar y recuperar las áreas forestales

Si se quiere mitigar los efectos negativos en el medio ambiente es necesario que cada vez más empresas se sumen a una cultura de eficiencia de producción y consumo de recursos.

Así lo expuso Luis Mariano Muñoz, director ejecutivo del Centro Guatemalteco de Producción más Limpia en el marco del 6to Foro Internacional de Sustentabilidad y Responsabilidad Social, en el Poliforum León.

En su conferencia titulada "La Eficiencia de Recursos y la Producción más Limpia Alineada con los ODS" el especialista abordó que desde hace 43 años el ser humano ha agotado los recursos necesarios para la población mundial, lo cual ha derivado en un consumo irracional.

“La variable ambiental ya no es un asunto social únicamente, estamos llegando al límite de que si una empresa que no medite cómo utiliza sus recursos en los siguientes cinco o diez años, eso puede afectar sustancialmente la existencia de la empresa en el mediano o largo plazo”, explicó.

Por ello, explicó que es necesario el descoplamiento del desarrollo de la economía y del cuidado medio ambiente, en apego a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) declarados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que permitirán combatir la desigualdad y generar oportunidades del cuidado del medio ambiente.

Si las empresas se apegan a lo anterior, dijo, deben enfocarse a eficientizar el consumo de energía, adquirir tecnologías más amigables y eficientes e incluso cuidar y recuperar las áreas forestales.

“(Se trata de) generar esa cultura de eficiencia es generar mucho a los valores y a cómo la gente percibe el mundo y cambiarle el chip, porque ahora el problema ambiental no es sólo por generar desechos o basura, el tema el cómo uso el suelo, los materiales renovables, los no renovables, hasta los químicos, es un gran reto y definitivamente debemos que tomar acción ya a otro nivel”, urgió el ambientalista.

Por último, invitó a los presentes a cambiar desde lo individual los patrones de consumo y reiteró el llamado al sector empresarial a analizar sus procesos de producción con el fin de reducir la huella ambiental de sus negocios.