Termoeléctrica de Salamanca empleará combustóleo por disposición federal  Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Termoeléctrica de Salamanca empleará combustóleo por disposición federal

El uso de combustóleo derivaría en el incremento de las concentraciones de dióxido de azufre en el municipio y sus alrededores, por lo que la SMAOT emitió recomendaciones a la población.

Debido al reciente desabasto de suministro de gas en el país, la Central Termoeléctrica de Salamanca de la Comisión Federal de Electricidad estará operando con un mínimo requerido de gas natural con una mezcla con un combustible alterno, tratándose así de combustóleo, lo que derivaría en el incremento de las concentraciones de dióxido de azufre (SO2) en el municipio y sus alrededores, decisión ordenada por el Gobierno Federal que se notificó a la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT) mediante copia del oficio No. SLG-DQ-013-2021.

Esto luego de que el pasado 13 de febrero de 2021 el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) emitió la declaratoria de Estado Operativo de Alerta del Sistema Eléctrico Nacional por posible indisponibilidad de unidades centrales eléctricas a base de gas natural.

De esta manera la SMAOT hace un atento llamado a la población a mantenerse al tanto del estado que guarda la calidad del aire y atender a las recomendaciones para la protección de la salud.

El combustóleo es un subproducto del proceso de refinación del petróleo, se caracteriza por su alto contenido de azufre, el cual al ser quemado emite a la atmósfera SO2. La quema de combustóleo genera hasta 150 veces más dióxido de azufre en comparación con el gas natural.

El SO2 es un contaminante, perjudicial para la salud humana, puede afectar al sistema respiratorio y las funciones pulmonares, así como causar irritación ocular. La inflamación del sistema respiratorio provoca tos, secreción mucosa y agravamiento del asma y la bronquitis crónica; asimismo, aumenta la propensión de las personas a contraer infecciones del sistema respiratorio.

En combinación con el agua, el SO2 se convierte en ácido sulfúrico, que es el principal componente de la lluvia ácida la cual provoca serias afectaciones a la biodiversidad y erosión de suelo.

La SMAOT recomienda a la población a seguir las siguientes medidas:

-Evitar hacer actividades al aire libre.

-Mantener puertas y ventanas cerradas.

-Acudir al médico si presentan síntomas de afectaciones respiratorias o cardiacas.

-Mantenerse atento al estado que guarda la calidad del aire, así como a las recomendaciones para protección a la salud y los avisos que emita esta secretaría.