Feminicida de Atizapán confiesa en audiencia asesinatos desde 2001 Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Feminicida confiesa haber matado mujeres desde 2001 “porque lo hacían gastar mucho dinero"

Su primera víctima fue “Norma”, una mujer a la que Andrés “N” dijo haber conocido en un bar y asesinado en 2001 luego de que esta rechazara tener una relación con él.

Feminicida de Atizapán confiesa en audiencia asesinatos desde 2001

Estado de México.- Durante la audiencia de este jueves en contra de “Andrés N”, de 72 años de edad, por el feminicidio de Reyna, una mujer de 34 años de edad, al interior del domicilio del acusado, ubicado en Atizapán, Estado de México (Edomex), salieron a relucir otros cuatro nombres de víctimas cuyas identidades podrían corresponder con las cuatro osamentas desenterradas en la casa del acusado.

El primero de ellos es el de “Norma” una mujer a la que Andrés “N” dijo haber conocido en un bar y asesinado en 2001 luego de que esta rechazara tener una relación con él.

El segundo nombre es el de una mujer de 20 años, identificada como “Berenice” a la cual Andrés “N” presumiblemente mató en 2012, 11 años después de haber ultimado a “Norma, luego de que en otro bar la mujer también hubiera rechazado sus insinuaciones.

En 2016, Andrés “N”, dijo haber conocido a Flor Nínive, en una lonchería y tras salir con ella la mató. La víctima tenía reporte de desaparecida desde 2016, en Tlalnepantla, y su credencial de elector se encontró en la casa del detenido.

Además, en 2019, señaló, conoció a Rubicela, de 24 años de edad, en la misma lonchería donde conoció a Nínive y días después le quitó la vida. Rubicela Gallegos Castillo de 34 años de edad también contaba con reporte de desaparición.

Durante la audiencia, Andrés “N” dijo que mató a las cinco mujeres porque “solo lo hacían gastar su dinero”.

“Andrés N”, de 72 años de edad, fue vinculado a proceso, se encuentra en el Penal de Barrientos, y se cree que podría haber más víctimas.

En un primer momento, tras la detención del llamado feminicida de Atizapán, se dijo que podría ser responsable de al menos 30 feminicidios, más que los cometidos por el llamado “Monstruo de Ecatepec”.