Nestlé impulsa la producción de leche en Jalisco Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Nestlé impulsa la producción de leche en Jalisco

Con tecnología, investigación y apoyos financieros a pequeños productores ha contribuido a que la entidad aporte el 20 por ciento del lácteo del país

CdMx.- La producción de leche de vaca en el país ha tenido un crecimiento sólido y constante en México: tan solo 2019 la producción fue de 12 mil 779 millones de litros, lo que representó un incremento de 271 millones de litros (2.3 por ciento) más que en 2018, cuando se obtuvieron 659 mil litros más por día que en 2017.

Además, Jalisco es la entidad con mayor desarrollo en la elaboración de leche de bovino: alrededor de 2 mil 600 millones de litros en 2019, un incremento del 5.5 por ciento, por lo que la entidad aporta el 20 por ciento del lácteo del país, así lo indica un estudio realizado en conjunto por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera.

Una de las empresas que más han contribuido al desarrollo en la región es Nestlé, pero no solo porque compra 428 millones de litros de leche anuales en la entidad a productores locales (51 por ciento del volumen de la compra total en México), sino porque ha implementado diversas iniciativas que han acelerado el dinamismo del sector agropecuario y mejorado la calidad de vida de las familias.

Motor de la región

A través de la iniciativa Compromiso Lácteo, la compañía suiza brinda financiamiento y asistencia técnica en producción sustentable de leche y suero.

Por ejemplo, la empresa familiar Autotanques Ochoa ha multiplicado el traslado de suero de leche: “iniciamos en 1980 transportando ocho mil litros de suero de leche de vaca diarios para Nestlé. Gracias a los apoyos financieros, asesorías técnicas y capacitación, actualmente transportamos alrededor de 150 mil litros diarios de suero en sus diferentes versiones (concentrado, fresco, nanofiltrado)”, explica Gretel Ochoa, responsable de logística.

La compañía es de Ocotlán, en donde hace 90 años Nestlé construyó su primera fábrica; de hecho, el abuelo paterno, Antonio Ochoa trabajó directamente en la empresa en distintas áreas, hasta ser empleado de confianza

Pero Nestlé no solo hizo crecer el negocio familiar, “también se ven beneficiados de nuestra recolección aproximadamente 40 proveedores, porque las cremerías o fábricas de queso no sabían cómo aprovechar el suero”, indica Brenda Ochoa, responsable del área administrativa.

Por su parte, Isabel Lomelí González originaria de San Gaspar, localidad ubicada en los Altos de Jalisco, junto con su esposo Pablo Antonio de Alba, tiene tres décadas como proveedora de Nestlé: “comenzamos entregando 40 litros hasta el centro de acopio de San Juan de los Lagos. Ahora ordeñamos unas 60 vacas y se entregan alrededor de mil 700 litros diarios”, comentan esta carismática mujer que tiene bajo su responsabilidad el negocio familiar, apoyada también por sus dos hijos Edgar y José.

La señora Isabel recuerda que los cambios iniciaron, primero con el financiamiento que otorgó Nestlé para la compra de vaquillas, después con el establecimiento de salas de ordeña y finalmente con la capacitación de la inseminación, con lo cual mejoraron la calidad del ganado.

Estas acciones se realizaron conjuntamente con capacitaciones constantes, “hasta en la forma de darle de comer a las vacas tiene uno que recibir una capacitación. Los más viejos había veces que no queríamos, no nos gustaban las ideas de ellos y pues casi lo hacíamos a fuerzas y ya con el transcurso de los días veíamos la diferencia. Decíamos ¡ah caray! creo que sí tenían razón los señores”, comenta Pablo Antonio de Alba.

Otro ejemplo es el productor lechero de la Ciénega de Mora, el señor Alfredo González Valderrama, uno de los primeros proveedores de leche a Nestlé: comenzó en 1962 con 14 litros.

“Poco a poco se elevó la producción, primero con las rutas que creó la compañía, después con el establecimiento de los termos grupales, pero fue con la instalación de la primera sala de ordeña con un equipo financiado por Nestlé que comenzamos a elevar la producción a más de mil litros diarios”, recuerda González Valderrama.

Agrega que la primera sala fue de seis unidades, “luego nos quedó chica, cambiamos a una de diez, hasta que nos quedó chica e instalamos una de 24 unidades. Es la que tenemos en la actualidad con la que elaboramos más de 9 mil 400 litro diarios”.

Esto son solo unos ejemplos del trabajo que desarrolla Nestlé en la región, porque en 2019 otorgó 12 millones de pesos para financiamiento directo a cerca de 500 productores locales quienes recibieron además capacitación en temas de calidad de leche, nutrición, finanzas y buenas prácticas, entre otros.

CGG