Caldo de zorra, platillo de origen prehispánico en Guanajuato Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

¿Caldo de zorra? Para esta receta no se hiere a ningún ser humano o sintiente

Chile ancho, cebolla, jitomate, cilantro y ¿zorra? aquí te contamos el origen de este platillo elaborado tradicionalmente en Guanajuato y cuál es su ingrediente principal.

Aunque es muy conocido, en municipios de Guanajuato como León, Manuel Doblado y otros más, puedes probar el conocido como ‘caldo de zorra’… pero no te asustes, esta receta no contiene carne humana, ni siquiera animal… se trata de un platillo de origen prehispánico, aquí te decimos por qué se le llama así, y cuáles son sus ingredientes.

Aunque el nombre del caldo, si debe su origen a los animales así llamados, eso no conlleva que estén entre sus ingredientes, si no que contiene xoconostle, los cuales al caer del nopal eran consumidos por las zorras, razón por la cual se adoptó su nombre a la preparación.

El caldo tiene su origen en Guanajuato, y además del xoconostle, entre sus ingredientes se encuentra el chile ancho, cebolla, jitomate, cilantro y proteínas como jugo de carne de res, queso fresco, huevo y manteca de cerdo.

Aunque en menor grado, Guanajuato se posiciona como uno de los principales estados productores de xoconostle en el país, encontrándose por debajo del Estado de México, San Luis Potosí, Hidalgo, Puebla, Querétaro, Aguascalientes y Zacatecas; pese a esto, Guanajuato es el Estado en donde se consume más, pues además del tradicional caldo de zorra, este fruto se incluye en varias recetas propias de la gastronomía en la entidad, tal es el caso de varias salsas.

Xoconostle

¿Qué es el xoconostle?

El xoconostle es un fruto que nace de la variedad de nopal, y que en el origen de su nombre que proviene del náhuatl, “xococ” significa agrio y “nochtl” tuna. Así, este fruto tiene un gran parecido a la tuna aunque con un característico sabor agrio.

Con su consumo fresco junto con la cáscara, el xoconostle aporta una gran cantidad de antioxidantes, y aporta además un tercio de los requerimientos mínimos diarios de vitamina C para un adulto.