Conoce la historia de las Fuentes Florentinas en Guanajuato Pasar al contenido principal
+
Próximos 5 días
Pronóstico en video

Esta es la historia de las Fuentes Florentinas en Guanajuato

Estas bellas Fuentes fueron un obsequio del ex Emperador Maximiliano de Habsburgo en 1964 para el estado de Guanajuato.

Estas fueron un regalo directo de Italia del ex Emperador Maximiliano de Habsburgo en 1964 al Estado de Guanajuato.

Si bien en nuestro bello estado, la cultura es un sector que se aprecia por los ciudadanos de los distintos municipios en Guanajuato; la arquitectura no deja de ser un atractivo principal en cada uno, gracias a sus edificios históricos y sus fuentes decorativas que se encuentran en los principales puntos de las ciudades de esta increíble entidad, los cuales brindan un toque especial y único en sus observadores.

En Guanajuato existieron 3 fuentes conocidas como Fuentes de los Delfines o Fuentes Florentinas, las cuales fueron recibidas por parte del ex Emperador para el año de 1964, como un regalo al estado, mismas que fueron elaboradas en Florencia Italia hechas de bronce.

Estas fuentes se distribuyeron en 3 ciudades, una colocada en Guanajuato Capital en la Plaza del Baratillo, otra fue enviada a Irapuato, la cual fue colocada en una glorieta frente al hotel San Francisco y la última fue enviada a la Ciudad de León misma que en la actualidad se desconoce su ubicación.

Estas fuentes son consideradas como un patrimonio histórico en la ciudad de Irapuato y Guanajuato, debido a que son consideradas como un recuerdo del ex emperador de México y se fue un honor recibirlas en este bello estado.

En la actualidad estas bellas fuentes, son un atractivo visual para sus ciudades y al observar su estructura, se refleja la elegancia y trayectoria que han tenido en Guanajuato.